miércoles, 9 de noviembre de 2016

TORREGAR EN ARTJAEN

El artista murciano Torregar, invitado a participar en la cuarta edición de ArtJaén’12.
El pasado 21 de Enero el comité de selección de ArtJaén optó por considerar como mejor proyecto instalativo presentado para participar en la cuarta edición de la Feria el denominado “In Ictu Oculi”, presentado por el artista murciano Torregar.

La directora del Museo de Jaén, Francisca Hornos Mata, acogió la visita del artista, el cual explicó el alcance del proyecto presentado. La exposición se ubicará en la “Sala Pajarillo” del Museo de Jaén (24-29 Febrero), siendo su argumento principal el de
 establecer un diálogo entre el arte más vanguardista y el excelente patrimonio Íbero de nuestra ciudad.

In Ictu Oculi, es la continuación de un trabajo en continua expansión, que tuvo su origen en la Instalación homónima llevada a cabo entre el 14 de Abril y el 31 de Julio de 2011, en la Sala de La Bodega de La Fundación Casa Pintada de Mula.(Murcia).

El título "In ictu oculi" (en un abrir y cerrar de ojos en Latín) nos pone en alerta acerca de la caducidad de los bienes temporales y la brevedad de la vida terrenal, el paso del tiempo "Tempus fugit" es en definitiva una constante en varias épocas del arte, sobre todo en el barroco. En este caso sirve de pretexto para hacer una instalación a base de pequeñas esculturas realizadas con resina de poliéster y sal que representan cráneos, calaveras, cabezas de bebe y autorretratos.

En palabras de Torregar: Se trata de realizar un metáfora que hable del paso del tiempo, representándolo a través de lo que se podría entender como el origen (las cabezas de bebe) el final (los cráneos y calaveras) y mi propia representación en el conjunto, a través de una especie de autorretratos que muestran un grado intermedio o de tránsito entre estos dos.

La elección del material elegido para la realización de las piezas, guarda un cierto parecido a las esculturas clásicas realizadas en mármol blanco y se verán acompañadas de velas, para hacer todavía mas evidente ese sentido de el tiempo que se nos escapa.
Aunque la idea de la fugacidad de la vida es algo que siempre me ha atraído, entiendo que esta atracción es compartida con la inmensa mayoría de los seres humanos, ya que como especie somos conscientes que desde el mismo momento en el que nacemos estamos comenzando a morir. Por eso entiendo que si algo tiene esta instalación es que frente a ella, el espectador no puede mostrarse indiferente. Desde luego que no podríamos vivir si continuamente tuviéramos presente la fugacidad de la vida, porque esto nos generaría entre otras cosas, un estrés que por otra parte sería innecesario. Pero de vez en cuando, se hace imprescindible recordarnos a nosotros mismo lo obvio, aunque sólo sea para poder disfrutar mas intensamente del momento "Carpe Diem".

No hay comentarios:

Publicar un comentario